Secretos para controlar mis Emociones

Posted by on nov 20, 2012 in Avances Cientificos | 1 comment

“Debemos pararnos sobre la realidad para soñar y alcanzar el futuro deseado” M.O.

PARTE 1

Las emociones son el resultado de las palabras, pensamientos y de factores externos que ingresan al mundo mental y emocional del ser humano. Científicamente, las emociones surgen por un conglomerado de factores. Aunque las emociones pueden ser afectadas y muy cambiantes, estas también tienen una importancia imprescindible en la salud. A veces se menosprecia y no se les da el lugar que merecen en la salud. Una persona alegre, positiva, con un buen ánimo mental y emocional tendrá fácilmente un mejor estado de salud físico. La persona amargada, rencorosa, y demás, tendrá problemas de salud serios, afectando órganos importantes como el hígado, los riñones, el páncreas y el sistema digestivo, entre otros. De la misma forma, las emociones pueden afectar el desarrollo a nivel social y profesional, la habilidad de comunicación, la practica de los valores éticos y morales, hasta el progreso económico. Como seres humanos tenemos grandes posibilidades de cambio. Saber utilizar las emociones y tener una excelente salud emocional se puede adquirir mediante un esfuerzo constante y el compromiso diario de mejorar.

Entre los factores que pueden incidir en qué tipo de ánimo y emociones tiene una persona, están las reacciones netamente físicas y químicas como la producción de hormonas, endorfinas y otras sustancias como la dopamina que se segregan en el cerebro como resultado de la alimenta¬ción física y sensorial por medio de los sentidos.
Las endorfinas se segregan cuando la persona hace ejercicios y como resultado se siente más fuerte, con más confianza y seguro de sí misma. También el acto de hacer el amor puede segregar endorfinas.

La dopamina es una sustancia que se segrega naturalmente en el cerebro cuando el cuerpo percibe “placer” – ya sea de ejercicios, un sentimiento feliz, comer un fruta en especial, o en otros casos negativos como el tomar una taza de café, comer una barra de chocolate o fumarse un cigarrillo puede tener similar efecto. Las emociones responden simplemente a reacciones químicas en este caso, si sus componentes son saludables las emociones serán favorables, pero si son perjudiciales entonces las emociones generaran consecuencias negativas.
Las emociones están también relacionadas con la producción de hormonas que tiene el cuerpo. Por ello la mayoría de mujeres experimentan cambios de temperamento y ánimo especialmente en los días antes de la menstruación y en la época de la menopausia. Los cambios hormonales les pueden hacer más irritables o sensibles en tales días. De igual manera, los jóvenes cuando están pasando por la etapa de la adolescencia, pueden reaccionar emocionalmente ante cualquier circunstancia debido a la mayor o menor producción de hormonas.

Existen también factores externos a la fisiología que afectan las emociones. Por ejemplo, la cantidad de sol que pueda recibir una persona puede ser motivo para cambios a nivel de las emociones. Este efecto se le conoce también como el Trastorno Afectivo Estacional (TAE), la cual explica que en los lugares geográficos donde hay cambios más fuertes de estacio¬nes (invierno y otoño en especial), las condiciones atmosféricas puede predisponer el estado emocional de las personas debido primordialmente a la falta de exposición al sol. Pueden surgir síntomas como problemas de sueño, estrés, inapetencia alimenticia o sexual, tristeza y aún hasta depresión .

Continuación…

Otro factor que influencia el estado emocional, es el medio am¬biente en el cual la persona se desenvuelve, incluyendo cosas sensoriales como la música, el arte y entretenimiento, la comida, los aromas fuertes o agradables, y hasta lo que elige hacer con su tiempo, como leer, escribir, jugar, pasear, etc. pueden impactar el estado emocional. De igual forma, los lazos sentimentales que tenga con diferentes personas, como en el caso de la familia o la pareja, puede ser una fuente de salud o insalubridad emocional.

Estar consciente de cómo las emociones pueden afectar nuestra vida es el pri¬mer paso para aprender a controlarlas, no implica llegar a ser alguien incapaz de experimentarlas; sin embargo, un objetivo sí es el poder controlarlas para determinar conscientemente cuales emociones afectan positivamente la salud holística y la calidad de vida.

Las emociones positivas pueden ser muy importantes en la vida del ser humano. Para muchos, el sentir emoción por algo o alguien y poder utilizar la mente, son dos de las características claves del ser humano. Las emociones se pueden sentir a corto o largo plazo, algunas por poco tiempo y otras, de por vida. El sentir amor es una emoción benéfica para quien da y quien recibe. Por otro lado, las emociones negativas, como el odio, el rencor, la tristeza, todas pueden conducir a otros problemas a nivel de salud, incluyendo la afección de las glándulas endocrinas y hasta la forma¬ción de tumores.

A nivel energético, el resultado de las emociones se ve reflejado en el campo electromagnético del cuerpo, conocido por algunas tradicio¬nes como el aura. También se refleja en los centros energéticos llamados los chakras. En especial, el chakra cardiaco (relacionado con el corazón) y el chakra solar (ubicado en el plexo solar), son los centros energéticos que procesan las emociones que la persona percibe y produce. La glándula del timo *, el páncreas y el hígado están relacionados con la producción y asimilación externa de estados emocionales. Buscar mantener un balance emocional es de vital importancia. Se puede utilizar la fuerza energética de los chakras para ayudar a controlar las emociones; por ejemplo, hacer ejercicio físico ayuda a fortalecer el chakra del corazón y hacer abdominales ayuda a fortalecer la zona donde está el chakra solar. Al activar físicamente estos centros, la energía que está presente en ellos se puede distribuir más adecuadamente en el cuerpo, trayendo beneficios como mayor claridad mental y emocional.

En la sabiduría espiritual de distintas tradiciones, las emociones son tan poderosas e importantes como la mente y la palabra. En la tradición Hebrea-Cristiana, la Biblia habla de la importancia de tener emociones positivas y no tener temor ante las circunstancias de la vida. Dice en Job 3:25, “Porque aquello que más temo viene a mí.” También dice en 1ra Timoteo 1:7, “Porque Dios no nos ha dado el espíritu de temor; pero si de poder, de amor, y de una mente sana.”

Al igual que la Biblia, donde dice que Dios puede probar la mente y el corazón, en la tradición musulmana, el Corán dice también que Alah prueba al hombre con peso en sus espaldas, sin embargo nunca por encima de lo que puede cargar. Es así que para muchas tradiciones milenarias, la fortaleza espiritual del ser humano se puede probar a través de las emociones y la mente. En la tradición Budista, se considera que solo mediante los caminos del recto pensar, actuar y vivir se puede llegar a un estado de consciencia que permite salir del estado de sufrimiento que se vive en el mundo. El hombre es responsable de crear su propio sufrimiento, mediante las acciones diarias, crea sufrimiento propio y para otros seres humanos. Sin embargo, el actuar conscientemente puede ayudar a que ese sufrimiento se convierta en una vida plena de alegría, armonía y paz, lo cual todos buscamos. En las palabras del actual Dalai Lama, “mediante constante familiaridad y pensamiento, podemos hacer que nuestras emociones sean más intensas y ponderosas. A veces añadimos al dolor y sufrimiento simplemente al ser muy sensibles, y reaccionar demás a pequeñas cosas… en gran medida, si es que tu sufres depende de cómo reaccionas ante alguna situación”.

Saber utilizar las emociones de manera constructiva hará que tenga mayor estabilidad mental y emocional en su vida diaria, lo cual se traduce en mayor salud física y espiritual.

Para cambiar los hábitos emocionales, requiere de práctica cons¬tante y auto-observación, tomando en cuenta todos los factores que pue¬den afectar el estado emocional. A continuación les presentamos algunas recomendaciones:
- Frente a emociones fuertes, buenas o malas, se debe buscar oxigenar aún más la sangre, por eso se recomienda respirar en esos momentos. Para adquirir autocontrol ayuda bastante hacer siete respiraciones continuas y profundas.
- Busque vivir en espacios tranquilos, limpios, con personas que tengan un nivel emocional balanceado, que muestren positivismo, donde los temas a dialogar sean constructivos. El cerebro y el cuerpo se nutren de la información y energía que hay en el ambiente.
- La risa es una fuente importante de energía, que levanta el ánimo, motiva a la superación y energetiza el cerebro. La alegría endulza el alma. Maestros Taoístas de los Andes recomiendan que al momento de despertar simular una sonrisa que nazca del corazón y elevar una oración con devoción, en gratitud por la vida, el nuevo amanecer, el oxigeno y todo lo que deseáramos agradecer.
- El poder mental y la visualización mental, funciona mejor cuando se usa los sentidos y la emoción sensorial de tener lo que está buscando. Sea agradecido diariamente para atraer cosas positivas a la vida de uno.
- Procure tomar sol diariamente, ya sea caminado en un parque, en la playa o en casa. Si tiene la oportunidad de ver el sol en el amanecer por lo mas en los primeros 5 minutos que se ven los rayos solares, será una experiencia grandiosa para poder iluminar nuestra glándula pituitaria y pineal, de esta forma darle luz a nuestro cerebro y controlar mas nuestra mente y las emociones del día. La serenidad es una virtud de los sabios.
- Realice actividades que resulten placenteras y que sean reforzantes.
- En momentos de tristeza o negatividad, rodéese de situaciones y pensamientos alegres y positivos. Inclusive se recomienda trajearse con ropas de colores vivos como el amarillo, anaranjado o azul eléctrico.
- Haga ejercicios y actividad física diaria para tonificar el cuerpo y fortalecer las zonas del cuerpo relacionado con el control de las emociones.
- No trate de suprimir las emociones. Acéptelas y busque conscientemente pensar algo diferente para cambiar de a poco la emoción. Es importante no “combatir” con las emociones, sino más bien aprenderlas a transformarlas.
- Haga una lista de momentos, pasajes u otras que le ayuden a sentir emociones que afecten positivamente su paz interna. Esto puede ser recuerdos de la infancia o pasajes chistosos de su vida, por ejemplo, que le puedan servir para cambiar su estado mental y emocional en un momento difícil. Las emociones cambiarán de acuerdo a los pensamientos que tenga.
- Encuentre aquellas cosas que lo hacen sentir bien. Utilice lo que está en el medio ambiente y los sentidos para cambiar las emociones holísticamente. Ponga música ambiental, un incienso aromático, respire y sonría.

Si este articulo le pareció educativo, por favor de un click en ME GUTO de FACEBOOK, de esta forma muchos otros pueden llegar a encontrar esta información en el internet. Gracias.

NOTA: Recuerde que el Curso Internacional de Salud Holística que va a iniciar el siguiente 15 de diciembre del 2012 a nivel Mundial vía internet, son 20 horas académicas y recibirá su certificado de asistencia. Puede inscríbase llamando al teléfono +1 800 506 8466 (EE.UU.) o También vía internet en la web www.institutodesaludholistica.com (cupo limitado)

One Comment

  1. ESTUPENDO! aRTÍCULOS COMO EL ANTERIOR AYUDAN A VIVIR MAS PLENAMENTE Y HA DARNOS CUENTA QUE VEMOS AFUERA LO QUE TENEMOS ADENTRO. LA SALUD PERFECTA Y RADIANTE COMIENZA EN NUESTRO CEREBRO… LES DESEO EXITO Y AMOR MÁS ALLÁ DE TODA COMPRENSIÓN…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

 

Copy Protected by Chetans WP-Copyprotect.