¡Oh, Hombre!, conócete a ti mismo y conocerás al Universo

Posted by on dic 9, 2012 in Avances Cientificos, Blog, Desarrollo Espiritual, Salud Mental | 0 comments

Reciente investigación científica confirma que el cerebro humano se comporta de la misma forma que el universo; al parecer las personas somos metáforas vivas del cosmos.

En un estudio reciente, publicado por la revista Nature, dentro de su apartado de Reportes Científicos, se comprueba que los diálogos eléctricos que sostienen las células del cerebro humano forman una réplica de las figuras que adoptan las galaxias al expanderse. Lo anterior, llevado a un plano aún más ambicioso, podría confirmar que el protocolo bajo el cual un sistema crece, concepto conocido como ‘dinámicas de crecimiento natural’, es el mismo en cualquier tipo de red, independientemente de que se trate de nuestro cerebro, el universo, las redes de colaboración entre individuos de un grupo social, o el propio Internet –nótese que este ineludible eco  no solo envuelve a los sistemas naturales, también a los modelos artificiales–.

Esta investigación, que fue realizada por un grupo de científicos de la Universidad de California San Diego, representa una provocación directa al estudio científico de la naturaleza, ya que advierte importantes limitaciones propias de las perspectiva con la que la ciencia aborda el entorno original. “Para un físico es una señal inmediata de que hay algo que falta en nuestro entendimiento sobre como funciona la naturaleza” advierte Dimitri Kroukov, co-autor del estudio, ante la causal correspondencia entre la forma de desenvolverse de nuestro cerebro y la del universo.
La unidad como protocolo universal

Al parecer podríamos estar acercándonos a una especie de protocolo único que rige el comportamiento de cualquier sistema, desde el infinito universo hasta la minúscula actividad celular. Y curiosamente, en caso de confirmarse esta máxima, estaríamos percibiendo el eco del más contundente de los principios ligados a lo divino: la unidad.
¿Pero cuál es ese código detrás de la correspondencia entre la figura de un óvulo fecundado y la del sol envuelto rachas de gran actividad? ¿Qué clase de ritmos arquetípicos modelan a semejanza un embrión humano y la superficie lunar? ¿Se trata acaso del coqueteo de la ciencia con el hallazgo de ese lenguaje impreso en las manchas del jaguar que Tzinacán terminaría por descubrir? La respuesta a estas interrogantes, como la esencia misma del universo, es incierta. Sin embargo, parece cada vez menos excéntrico el acuñar términos lúdicos, como ‘cerebro celestial’ o ‘galaxias cromosómica’. Y por ahora baste saber  que nuestro cerebro, las realidades que se proyectan a partir de nuestra mente, y por lo tanto nosotros mismos, somos una metáfora viva del cosmos.
Solo me resta recordarte que tu cerebro, y el mío, podrían bien ser, simultáneamente, el universo.

Inscríbete en el Curso Internacional de Salud Holística que va a iniciar el siguiente 15 de diciembre del 2012 a nivel Mundial vía internet, son 20 horas académicas y recibirá su certificado de asistencia conocerás esta temática y otras de importancia para  obtener Una Salud Integral . Pueden  llamar al teléfono +1 800 506 8466 (EE.UU.) o También vía internet en la web www.institutodesaludholistica.com (cupo limitado)

INTERNATIONAL INSTITUTE OF HOLISTIC HEALTH

www.institutodesaludholistica.com

info@institutodesaludholistica.com

Toll free: 1800 506 8466

Skype: saludholistica

© Reservados los derechos. I.I.H.H. 2012

Si este artículo le pareció educativo, por favor de un click en ME GUSTO de FACEBOOK, de esta forma muchos otros pueden llegar a encontrar esta información en el internet. Gracias.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

 

Copy Protected by Chetans WP-Copyprotect.