El Poder de la Energia Sexual

Posted by on feb 8, 2015 in Blog, Salud Holistica | 0 comments

Dentro del concepto bioenergético y natural los seres humanos en esencia puede afirmarse que son como Dioses en potencia; por las capacidades de creación y de transformación que muchas veces están inactivas o son subutilizadas. Estos poderes están en cada una de las células del cuerpo, por ejemplo: la creación de un nuevo ser vivo en el vientre de la madre, es realmente un evento sin igual. El poder que puede tener el espermatozoide y el óvulo, además de la cámara de gestación es indescriptible desde el punto de vista científico. Es simplemente asombroso el poder que tiene la energía sexual que está depositada en cada una de estas dos células primarias.

La energía sexual no solo tiene el poder de darnos la base para el desarrollo de nuestro cuerpo físico, sino que también da la fuerza ener-gética para el sostenimiento de la vida.

El proceso de transformación de la energía sexual o Alquimia se-xual se desarrolla de forma natural y automática dentro del cuerpo, sufi-ciente para la subsistencia del ser humano. El tener conciencia de uso de estos mecanismos, le da al ser humano que practica la castidad un poder extra a favor de la salud en su forma integral.

Muchos científicos, con el pasar del tiempo han estado buscando el mecanismo para alcanzar el elixir de “larga vida”. En este proceso de búsqueda, descubrieron que el envejecimiento y muchas enfermedades provenían de una causa común relacionada con las hormonas producidas por las glándulas endocrinas, más específicamente las hormonas sexuales cuando estas perdían sus capacidades debido a las pérdidas de las secre-ciones sexuales.

El doctor Theophile de Bordeau (1722-1776) médico francés, des-cubrió que las glándulas sexuales proveen al organismo ciertas sustancias químicas en el semen y las hormonas, que renuevan y restablecen la vida celular, proporcionando un tónico vigoroso a todos los órganos vitales en el cuerpo, por tanto, la pérdida de estas sustancias químicas producto de la eyaculación se convierte en una disminución del tiempo de vida celular.

El doctor Albert Mowry, instructor en cirugía genito-urinario en la Universidad de Medicina de Northwestern, afirma que la necesidad de expulsar el líquido seminal es algo innecesario, ya que por medio de vasos linfáticos que existen en las paredes de las vesículas seminales se pueden reabsorber ciertas sustancias químicas y bioenergéticas. Por eso es que la energía sexual se debe aprender a manejar desde los primeros años de una persona, o sea en la niñez, educando y concientizando al niño y la niña que el sexo es un órgano sagrado ante los ojos de Dios e importante en todos los niveles.
En el caso de los niños y jóvenes, la técnica para poder canalizar la energía sexual que va desarrollando debe ser por medio del deporte, las artes marciales y la práctica de las runas, como se expuso anteriormente.

Otro aspecto que también es importante para los casados, aún teniendo la forma de practicar y no perder la energía sexual con su pare-ja, debe haber una continuidad de la práctica de los ejercicios físicos, mentales, esotéricos y otros.

El filósofo y matemático griego Pitágoras de Samos (582 a.C. – 507 a.C.) enseñaba que el sagrado líquido seminal es la flor de la sangre más pura, y advirtió su más cuidadosa preservación a sus discípulos.

La sexualidad es poderosa porque es el poder de la misma crea-ción como energía. Con la energía sexual se crean los cuerpos existencia-les, los cuerpos solares, nutriéndose los centros energéticos del cuerpo, y ambos en conjunto hacen que el Alma espiritual y el Alma humana de las personas se unifiquen, alcanzando niveles de conciencia aun mayores.

La labor de la sexualidad inicia en la etapa que las personas son solteras, porque ahí deben aprender a controlarse, inclusive hasta en los sueños, debe haber un control total de forma individual, para que las poluciones nocturnas tampoco existan.

En su forma más sutil, la energía sexual produce una luz similar a la luz fragmentada por un cristal, la cual representa la energía más pura, la que contiene todos los colores, incluyendo el más sublime, el blanco. La energía sexual en el estado más elevado se la conoce como energía Krística, por ser la misma representación de la energía creadora.

Humanamente hablando, cualquier cuerpo que pase por los niveles de iniciación y alcance niveles de iluminación y sacridad, tendrá la posibilidad de desarrollar la energía Krística en su organismo. La fuerza espiritual de la conciencia y la sabiduría va tomando cuerpo físico en una persona hasta convertirlo en un maestro. Se dice maestro por la magistralidad de llevar a efecto los actos, las palabras, el sentir, el mirar, el hablar, es decir la magistralidad de vivir conciencia.

Por tanto, conservar y sublimar la energía sexual genera una fuerza espiritual en la persona suficiente para que tenga actos, palabras, sentimientos y pensamientos conscientes. Siguiendo esta lógica se puede afirmar también que la persona dada su energía interna, sería como una persona Kristificada. En su tálamo solo habita la más pura energía de la conciencia alimentada por la Sabiduría Universal. Este recorrido debe iniciarse ojala desde la niñez o desde el momento en que la persona conoce esta sabiduría sin importar su edad. Lo importante es que actúe y practique en la medida que más pueda, los principios de la Alquimia de la Salud y la sexualidad. Todos tienen la oportunidad de canalizar la fuerza sexual, tanto como solteros y casados y que es mejor preparar y enseñar todo esto a los niños del presente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

 

Copy Protected by Chetans WP-Copyprotect.